Ser diferente no es imposible

Para Javi y su imperfección

“Ser tú misma”(o): esta es otra de las frases más “manoseadas” en el mundo de la psicología, y las invitaciones a la “auto-ayuda” en diversos ámbitos.

“Ser tu misma” (o) aparece como una invitación a la valentía de sacarte las “caretas” y desplegar tu personalidad y tu verdad tal cual es en todo momento y circunstancia.

Claro que “ser tú misma”(o) presenta algunas dificultades propias al intento, de las que ahora hablaremos de dos:

En primer lugar, está el eventual rechazo, ya que “ser tú misma” es bienvenido solo a veces: si ser tú misma es ser de una forma no aceptada por la sociedad o por la filosofía de moda en tu grupo de amigos, entonces rápidamente comenzarán las invitaciones a que seas otra persona, es decir rechazarán ese “tu misma” que antes pregonaron liberaras, ahora te pedirán que seas otra.

Esta dificultad o rechazo a ser “tú misma”(o) sucede por ejemplo cuando eres tímida en un grupo que exalta  la extroversión, y también sucede cuando “ser tú misma”(o) implica ser extrovertida en un grupo dominado por tímidos.

Si te encuentras en esta situación, comenzarás seguramente a sentir que el “ser tú misma” (o) no es tan bueno y entonces, la consecuencia podría ser que termines rechazando eso que eres o eso que crees ser, es decir bajará considerablemente tu “auto-estima” al sentir que tu “yo misma” no es aceptada en el grupo de personas que te rodea.

En segundo lugar está la rigidez que tiene la definición del “ser tú misma” (o), ¡claro!, porque si te defines como una persona alegre, (por ejemplo) sentirás rechazo por tu tristeza. Por otro lado si has sido definida por otros o por ti como una persona “enojona”, entonces tu alegría quedará oculta y podrías llegar a ser incompetente en sentirla o en expresarla, quedando atrapada en una sola forma de ser. Esta dificultad es muy interesante de observar para mi, ya que a veces me he encontrado con exigencias sociales de que yo mismo sea como era antes, o críticas por haber cambiado, finalmente el “yo mismo” de hoy aparece como criticado por personas que conocieron el “yo mismo ” de ayer, o vice versa, aparece la idea de que solo tengo “permiso” para ser de una forma, de lo contrario estaría “pecando” de inconsecuente o de poco confiable, entre otros calificativos.

¿y cómo salimos de esta trampa de “tener que” ser “yo mismo”(a)? ¿cómo puedo llegar a ser diferente?

Aqui vamos, en 7 pasos:

Paso 1: Tomando consciencia de que no existe realmente tal cosa como “ser tú misma”(o), ya que tú no eres una fotografía ni una estatua, sino que eres un organismo viviente en constante cambio. Cuando digo en constante cambio no me refiero solamente a los cambios que se van experimentando en términos psicológicos, como los cambios profesionales o de relaciones, traumas, etc., sino a que, verdaderamente estás en constante cambio, tan frecuentemente como tu respiración con la que integras  oxígeno del ambiente, devolviendo dióxido de carbono, esto te cambia… porque antes de la última inspiración eran otras las moléculas que te conformaban, detalle que pasa inadvertido para la mayoría de nosotros. Asimismo, cambias cuando comes, integrando los nutrientes y haciéndolos parte de ti, cuando te expones al calor o al frío, transpirando o tiritando , cuando afrontas una experiencia,  integrándola a través de nuevos recuerdos que pasan a ser parte de ti. Todo esto y mucho más te cambia, y te cambia para siempre…y los cambios siguen, segundo a segundo, con cada experiencia, con cada respiración, con cada latido de tu corazón, con cada segundo que pasa. La conclusión hasta este punto es que en realidad la definición de quien eres es “in-definible” e “in-cierta” y solo con un audaz intento podrías llegar a darte cuenta de la que “estás siendo”, en este momento y lugar, y que dará paso a otra que “estarás siendo” en el siguiente.

Paso 2: Tomando consciencia de la que “estás siendo”: ¿cómo te defines? simpática, responsable, fiel, cariñosa, “de piel”, fría, ordenada, conservadora, racional…todas estas y muchas más podrían ser algunas de las definiciones que antes usabas para  el “ser tú misma”y que ahora te invito a re-descubrir en una declaración mas realista, simplemente dándote cuenta de que la verdad es que lo “estás siendo”. Este “estar siendo” se va configurando y así nos vamos percibiendo en nuestra vida, repitiendo una manera de hacer las cosas porque así nos han dicho que “tenemos que” hacerlas. Algunas personas, al terminar una relación amorosa dicen “yo soy débil y sufro” sin darse cuenta de que en realidad lo “están siendo” y sin darse cuenta de que ese “estar siendo” podría ser diferente.

Paso 3: Tomando consciencia de la que “no estás siendo”: En este paso vamos a visualizar posibilidades y elecciones que quizás hasta ahora nunca te hayas planteado y será sorprendente. Fíjate en aquellas palabras que usaste para definirte y busca su opuesto, ¡si, su opuesto!, si estás siendo simpática, es porque no estás siendo antipática; si estás siendo fiel, es porque no estás siendo infiel, si estás siendo racional es porque no estás siendo emocional; si estás siendo conservadora, es porque no estás siendo liberal…y así. En este punto te pido que te imagines  siendo la persona que hasta ahora “no has estado siendo” con todas las características que has señalado como “opuestas” a aquellas que consideras como “propias”  y date un momento de libertad en tu imaginación para vivenciar ahí sentada o recostada donde estés…esa posibilidad.

Paso 4: Tomar consciencia de tus resistencias: Seguramente te ha resultado difícil, en algunas de las características, imaginarte a ti misma siendo la opuesta, y claro … hay razones para ello. Nuestro desarrollo como seres humanos en sociedad esta lleno de algunas normas y exigencias que vamos integrando tal como integrábamos la comida cuando éramos pequeños: a la fuerza. Y así con el tiempo vamos eligiendo ser de una forma de comportarnos de manera rígida y única en esas características con que nos han ido definiendo y con las que nosotros mismos hemos comenzado a definirnos y a limitarnos. Finalmente vivimos una vida que en muchos aspectos se parece a la de un ave con las alas rotas, que pudiendo caminar y volar, se ve finalmente encarcelada en un caminar doloroso y limitado a su imposibilidad de usar sus alas.

Paso 5: Toma consciencia de las posibilidades: Así como te has dado cuenta de las resistencias que tú misma usas para frustrar tu vuelo en diferentes formas de ser, habrás sentido o tomado consciencia de las posibilidades. Por ejemplo si estás siendo ordenada, ¿has descubierto posibilidades siendo desordenada?; si estás siendo conservadora, ¿has descubierto posibilidades siendo liberal?; si estas siendo simpática, ¿has descubierto posibilidades siendo antipática?.

Paso 6: Toma consciencia de las elecciones que estás haciendo: Así la cosa, como puedes ver, has elegido desarrollar una cara de la moneda, un lado de la luna, tienes toda una tierra fértil sin sembrar… solo algunos y limitados aspectos de tu personalidad están en uso, y entonces ser diferente se trata solo de “estarlo siendo” en un momento y lugar, a tu completa elección. Si te has definido en un “Ser yo misma” quiere decir  que todo este tiempo has estado eligiendo limitarte a un tipo de elección y lo peor de todo es que quizás ni te hayas dado cuenta. Ahora; descubiertas las posibilidades, se abren nuevas e impensadas formas de “estar siendo” y otras tantas para “estar siendo la opuesta” y volver a ser la anterior, ahora…si quieres…depende de ti.

Paso 7: Usa tu libertad, se diferente cuando quieras. Imagínate primero siendo diferente, de forma opuesta a como eres usualmente, y luego comienza a llevarlo a la práctica…¿hablas mucho?: prueba como se siente hablar poco…¿caminas hacia adelante?: prueba como se siente caminar hacia atrás …comienza con cosas sencillas y luego atrévete a avanzar en cosas mas complejas, si estás siendo ordenada, ¡desordénate!, si siempre eres buenita…explora siendo un poco malvada…verás que en todo hay posibilidades para crecer y desarrollarte.

Si has estado siendo de una forma hasta ahora y así te has podido desarrollar…imagina las posibilidades que te esperan, solo atreviéndote a ser diferente, nada malo hay en explorar, conocer y vivenciar…porque en todas “sigues siendo tú”.

 

Hugo Huerta Fernández
Psicólogo-Gestaltista
Acompañamiento psicológico
En consulta privada, Online,
domicilios y al aire libre.
Cerro Alegre, Valparaíso
+56 9 6418 5626

Sígueme en Instagram @psicologo_hugohuerta

_____________

Bibliografía:

Perls F., Goodman P., Hefferline R. “Terapia Gestalt, Excitación y crecimiento de la personalidad humana”, Gestalt Journal Press, Inc. 1951.

Showing 4 comments
  • Constanza ❤
    Responder

    Una buenísima manera de cerrar el año, teniendo la oportunidad de leer ésto.❤ Muchísimas gracias!

  • Alma
    Responder

    Si,creo que deveriamos de cambiar y asi sacar lo mejor de uno mismo disfrutar el ser FELIZ…..sin dejar de ser uno mismo….excelente articulo!!!

  • Carla Vargas
    Responder

    👏, 100% motivante, para lograr sacar lo mejor de ti 💞. Muchas gracias por tu regalo. Saludos.

  • Catalina francisca
    Responder

    Buenisimo 🙂

Leave a Comment