MAÑANA NO SE ACABA EL MUNDO, despierta de tu propia pesadilla

No sé el alcance que pueda tener la noticia, pero quizás has escuchado, leído o “yutubeado” algo respecto del choque que supuestamente se producirá el sábado 23 de septiembre de 2017 por causa del planeta “X”(Nibiru), que destruirá catastróficamente nuestro planeta, terminando con todos nosotros que quedaremos volando por el espacio para siempre o pulverizados por el impacto, se trataría nada más y nada menos que de el verdadero “Apocalipsis”.

Puede ser que no tengas idea de lo que te estoy hablando o puede que sí. Quizás te hice entrar en pánico o quizás ya lo estabas…no lo puedo saber.

Lo cierto es, que esta es una de las múltiples noticias que te pueden sacar del bienestar en el que muy probablemente te deseas mantener. Si es así, voy a compartir contigo una simple herramienta terapéutica para que puedas salir de las “fantasías de tragedia” en las que solemos caer aquellos pobres mortales a quienes nadie nos ha enseñado a hacernos responsables de nuestro propio cuerpo.

Una fantasía de tragedia podría ser por ejemplo, que un planeta desconocido choque contra la tierra; otras, que te despidan de tu trabajo…que te descubran en tus mentiras, que se hagan conocidos tus secretos, que te saques un 1 en la prueba, que te castigue algún dios o demonio, que te asalten, que te violen, que te abandonen, que te engañen, que mueran tus hijos o tu esposa, o tu madre, que triunfe el machismo o el feminismo y así podría escribir una lista infinita de posibles cosas que te pueden quitar la calma en la que quieres estar.

Una “fantasía de tragedia” puede llevarte al futuro, a lo que podría ocurrir en los próximos momentos; o al pasado en eso que sucedió y que te hizo sufrir (o que te hizo feliz y ya no está).

Si eres víctima de un sufrimiento causado por la vivencia de una de estas fantasías de tragedia, seguramente te sientes como en una pesadilla de la cual no sabes como “despertar”; te daré una opción para lograrlo:

Paso 1: Date cuenta de tu respiración.

Esto es un ejercicio muy repetido en diversas aproximaciones “terapéuticas”, quizás te recuerde al Yoga o a la Meditación. Lo que yo te propongo es algo más sencillo, no requiere incienso ni marihuana ni una vestimenta especial, y se trata de la llave para despertar de tu pesadilla.

Sucede que, la respiración es el contacto principal con el momento que está ocurriendo justo ahora; es tu mejor indicador de “cómo estas”.

Cuando, en terapia pregunto a las personas como están; lo más frecuente es que me respondan: “estoy bien” o “estoy mal”…los mas confundidos : “más o menos”.

Si les pregunto más detalles respecto del bien o mal al que se refieren, suelen precisar con frases como: “estoy trabajando en un nuevo proyecto” o “estoy en medio de una crisis con mi pareja”, “estoy pasando un mal momento laboral, quizás me despidan o renuncie”.

Esas personas, para saber como están, recurren a sus recuerdos o expectativas, a cosas que en definitiva no están ocurriendo realmente en ese momento, a lo que desde la aproximación  GESTALT denominamos: “Fantasías”.

Darte cuenta de tu respiración es el recordatorio de que tu fantasía no está ocurriendo realmente, sino que estás aquí y ahora, leyendo (por ejemplo) estas letras en tu dispositivo.

Paso 2: Verbaliza cómo está tu respiración.

Cuando te pregunten “¿Cómo estás”?, luego de darte cuenta de tu respiración, describe tu “estoy….” tal como la percibas.

Siguiendo el ejemplo que nos sirve de “hilo conductor”, casi nadie está alerta respecto de su respiración antes de dar la respuesta; si lo hicieran y si lo tomaran como el indicador de “cómo están”, describirían su estado como: “estoy calmado”, “estoy entrecortado, “estoy agitado”, etc. Esta respuesta te saca de tus fantasías y te permiten volver aquí…ahora (como al abrir los ojos luego de una pesadilla).

Paso 3: Date cuenta de lo que estás haciendo

¿estás caminando? ¿estás leyendo? ¿estás hablando?¿estás comiendo?¿estás mirando algo?

Esto puede parecer muy simple y casi una pérdida de tiempo. Muchas personas responderán al escuchar la pregunta de “¿qué estas haciendo?”, también desde sus fantasías,  con frases como “estoy trabajando en un nuevo proyecto”, y pocos responden con esta frase: “estoy escuchando tu pregunta”; hacerlo así, sería estar en contacto con quien te pregunta y el momento presente, no con tus propias fantasías.

Paso 4: Verbaliza lo que estás haciendo

Date un momento y expresa verbalmente lo que estás haciendo justo ahora: Estoy caminando; estoy leyendo; estoy hablando; estoy mirando mis manos; estoy mirando los árboles…

Esta es la respuesta de quien está consciente de si mismo en el momento presente, despierto de sus fantasías de tragedia / pesadilla: “estoy como mi respiración y estoy haciendo lo que estoy haciendo justo ahora”.

 

 

 

Es muy intrigante para mi cómo es que estamos a veces tan perdidos en nuestras fantasías…tan dormidos del momento presente, vagando como autómatas hipnotizados hablando de las noticias, de las próximas elecciones, de lo que comeremos o diremos mañana, de lo que nos sucedió ayer, de como debería ser el mundo; mientras no nos damos cuenta de como nuestro cuerpo recibe la comida que tragamos mientras hablamos, escuchamos lo que otro dice o miramos televisión; tan afanados en grabar el baile de nuestros hijos con el teléfono celular que nos perdemos su mirada esperanzada de un contacto visual…de verdad.

Lo peor de todo es que a veces estas fantasías por las que vagamos como “seres sin alma”, son verdaderas pesadillas y no sabemos como despertar…quedamos entonces atrapados en nuestro propio sufrimiento.

Si te ocurre intenta seguir esos sencillos pasos para que despiertes y des cuenta de ti.

La verdad, no tengo idea si el mundo se acaba mañana, y esta es una de las tantas cosas que he oído decir, así como tampoco se la dirección o destino que seguimos arriba de este lugar donde vivimos (planeta le han llamado), en la supuesta “galaxia” en la que estamos.

No tengo idea si es verdad eso que me han dicho respecto de que es una estrella esa luz que nos abriga cada mañana llamada sol, y tampoco se si es verdad eso de que la tierra gira…(aunque existen prestigiosos científicos que lo aseguran).

Escuché también que se van a alinear los planetas este sábado anunciando nuestro destino fatal…el apocalipsis bíblico escrito, según dicen, por inspiración del dios de este lado del mundo… y la verdad no tengo idea si todo eso es verdad…lo que si se, es que en caso que esto suceda… ni siquiera se va a escuchar en el resto del supuesto universo en el que flotamos o giramos, y nadie lo va a notar, porque nuestros prestigiosos científicos aun no han dado con seres que vivan en otros lugares del universo y que eventualmente pudieran lamentar la pérdida de un punto entre millones. De hecho, cuando miro el cielo por las noches no logro percatarme si falta un planeta o estrella…

Si chocamos contra un planeta y se acaba el mundo: ¿algún alienígena lo irá a registrar?

Lo único que de verdad sé es que estoy tranquilo y fluido (como mi respiración), escribiendo estas líneas para ti, y que estoy viviendo despierto y alerta de mi, se que estoy  “AQUÍ”  y  que es “AHORA” y que en este lugar y momento ninguna de mis fantasías está ocurriendo, lo que está ocurriendo es que: por esta noche, estoy terminando de escribir, y que tengo sueño, así que me voy a dormir.

 

 

 

Hugo Huerta Fernández
Psicólogo-Orientación Gestáltica
Enfoque Holístico de Salud y Enfermedad (EHSE)
Viña del Mar
+56964185626

 

Si crees que este blog fue útil para tu bienestar, COMPARTE!!

 

 

Leave a Comment