CHILE: EL PAÍS BALLENA AZUL

Ya papás y mamás, como todos ustedes, he estado al tanto de la descompensación colectiva sufrida en nuestro país en relación al tema del juego “aparecido” en internet, y cuyo terrorífico nombre es, por cierto: “La Ballena Azul”.

He escuchado y leído todo tipo de opiniones mientras dispongo de un tiempo para mirar el teléfono celular, o mientras escucho la radio camino al trabajo.

Los psicólogos y psiquiatras estamos en estado de alerta ante esta situación de “emergencia”.

Y cómo no estarlo si el juego se trata de un siniestro desafío que invita a niños y adolescentes a superar 50 pruebas (una por día). Algunas les obligan a despertarse de madrugada a mirar videos de terror, cortarse el brazo con una navaja o acercarse al borde de un precipicio. La última consiste en suicidarse saltando desde un balcón.

El peligro cobra fuerza porque, tal como he escuchado a mis colegas y a psiquiatras hablar en la radio, “nuestros adolescentes necesitan la aceptación de sus pares, ya que están en un proceso de búsqueda de identidad…”

Entonces: como todos están al tanto de la problemática yo les voy a comentar cuál es, desde mi perspectiva, el gran riesgo y al mismo tiempo el camino de solución que apunta a la invulnerabilidad de nuestros hijos e hijas ante “fuerzas del ambiente” que les son presentadas.

El gran riesgo es que nuestros hijos están en una situación de vulnerabilidad ante el juego por una razón muy sencilla:

VIVIMOS EN EL PAÍS BALLENA AZUL

¿Cómo es eso? (te debes estar preguntando justo ahora), los más “Hippies” me comprenderán de inmediato, aquí voy…así que prepárense:

Lo que sucede es que en nuestro  país, tú y yo hemos crecido en una cultura donde constantemente somos sometidos a “siniestros desafíos” que nos hacen creer que debemos aceptar el sufrimiento sin “chistar” para lograr ser aceptados, queridos, tener éxito, ser bellos y lograr lo que “queremos”. Escribo el “queremos” entre comillas porque mucho de lo que tenemos como meta y cuyo camino es el dolor y el sufrimiento ni si quiera lo “queríamos”; pero las exigencias de la sociedad nos hipnotizaron y nos acostumbramos a decir que sí cuando queríamos decir que “no”.

En el país ballena azul, les cortamos los dedos a los niños que nacen con “enfermedades” como la polidactilia, porque nos enseñaron a ver que tener un dedo más es anormal en lugar de aceptar a ese niño o niña, tal como es.

En el país ballena azul, levantamos a nuestros bebés a las 6:30 de la mañana para separarlos del calor materno, dejarlos en una sala cuna y así poder dejar libre a esa mamá para que “produzca”, y esto, a pesar de los llantos del bebé que se queda aterrorizado en brazos de una desconocida y a pesar del sufrimiento de la mamá quien vive con culpa ese día hasta su regreso…sino el resto de su vida.

En el país ballena azul, las mujeres se hacen cortes profundos en la piel de su pecho para insertarse silicona a cuenta de verse más “bellas”.

En el país ballena azul, hombres y mujeres se quiebran la nariz a martillazos en una cirugía para lucir mejor y se abren las entrañas para sacar la grasa y lucir una buena “presentación personal”.

En el país ballena azul los niños son obligados a estar sentados toda su infancia para recibir el adoctrinamiento que les permitirá ser partes útiles de una computadora gigante llamada sociedad del mercadeo, aprenden a leer, escribir, sumar, multiplicar…para servir en algún puesto de trabajo…si no funciona bien en ese entorno, recibirás una carta del profesor quien te hablará de su dificultad de adaptación, junto con la invitación a iniciar un tratamiento.

En el país ballena azul eres obligado a sonreír cuando estás enojado o triste.

En el país ballena azul está prohibido sentir miedo…o vergüenza.

En el país ballena azul, sentí la tristeza apretar mi corazón, al escuchar a mi hijo de 4 años decirme antes de dormir:

“hago todo mal en el jardín , porque juego y me retan cuando juego demasiado… quiero ser adulto para poder mandar”.

En el país ballena azul, mi hijo de 8 años, explotó en llanto al pensar que “tenía que estudiar” para su prueba de lenguaje, ya que temía quedarse repitiendo.

Esto después de tres días seguidos de estudio para la “semana de evaluaciones” de su colegio.

Esto y mucho más es el país ballena azul, donde toda nuestra vida somos sometidos a siniestros desafíos para lograr la aceptación de los demás…hasta un punto en que muchos se han suicidado saltando del balcón.

Si no viviéramos en el país ballena azul, si nos aceptáramos como somos, si no obligáramos a nuestros hijos a ser quienes no son…probablemente el juego “la ballena azul” no tendría ningún sentido para ellos ni para nosotros. Porque dañarnos a nosotros mismos, aparecería claramente como algo que simplemente no haríamos…pero aparentemente…. lamentablemente, hacernos daño parece “lo normal” y enseñamos a nuestros hijos e hijas a decir que si…cuando de verdad…quieren decir que no.

 

Hugo Huerta Fernández
Psicólogo-Gestaltista
Cerro Alegre, Valparaíso
+56 9 6418 5626

¿Necesitas terapia?, Contáctame

Atención para:
Ansiedad-crisis de pánico-depresión-manejo de emociones-experiencias traumáticas.

También puedes contactarme para charlas-talleres en instituciones y empresas

 

 

 

 

Showing 25 comments
  • Amalia
    Responder

    Se que este texto debería de estrujarme el corazón o al menos incomodarme, mas por alguna extraña razón no sentí nada… estoy confundida ante mi aparente aceptación del tema y que no me afecte el leer algo que ya sabía. Me preocupa más mi reacción que el texto en sí.

    • Psicólogo Hugo Huerta Fernández
      Responder

      Un abrazo a la distancia!

  • Yennifer
    Responder

    Una buena solución para todo este tema de la ballrna azul es que los padres se interesen un mínimo por sus hijos, dejan a los niños con una tableta o pc con vigilancia de nadie y cuando su hijo tiene preguntas solo quieren taparlo? Dicen que dejen de darle importancia a la noticia porque despierta la curiosidad de los niños, pero eso está bien, un niño debe ser curioso y estar interesado en descubrir todo, pero ahí entra el rol de los padres en saber transmitir valores ante la información que reciben, si no le enseñas a tu hijo a diferenciar cosas como esperas que no caiga en un juego tan básico como la ballena azul?
    Por otra parte en el tema del sistema, hay alternativas de enseñanza para los niños como los colegios montesori o waldorf, si son caros pero son una muy buena opción, y si no puedes pagar esa educación, pon de tu parte para criar un niño que sepa del miedo pero que quiera enfrentarlo, que disfrute cuando lo llamen loco por dibujar, cantar, bailar o cosas de ese estilo, que sepa que si los demás están hablando de ti, peleándote, haciendo bulling o lo que sea, no es porque tu tengas un problema si no que el problema es de ellos con ellos mismos, perdonen madres y padres pues yo hablo desde la ignorancia, no tengo hijos y sólo tengo 21 años, pero así fue como me criaron y gracias a eso estoy estudiando lo que quiero y tranquila con migo misma y eso es lo que a mi parecer una madre debería lograr transmitir a futuro en sus hijos, los van a odiar, si y mucho, sobretodo en la adolescencia pero manténgase firmes, mantengan el control y créanme que después su hijo o hija llegará y les agradecerá por haber sido algo más estricto, por haberse preocupado, por haberles dado 10 minutos de su tiempo, por mantener el control de donde estaban, con quien y lo que veían

    • Psicólogo Hugo Huerta Fernández
      Responder

      Gracias Yennifer!!! Que maravilloso conocimiento nos has regalado.

      Nunca te olvides: el conocimiento no está solamente en los libros, ni en haber sido o no mamá…sino en como logras comprender todo aquello que te ha tocado vivir.

      Tu conocimiento es un tesoro inconmensurable…porque solo tú lo has aprendido….”como tú”

      Un abrazo!

  • Lorena
    Responder

    Hola.
    El otro dia mi hijo de seis años me dijo que era tonto porque se habia sacado un 5 en un dictado. Lo abrace y le dije que el no era tonto, uno porque era mi hijo jejejj y dos porque las pruebas no median la inteligencia, sino que el conocimiento que a el le otorgaban en el colegio y la forma como la profesora hacia que el aprendiera. Me abrazo, me sonrio y dejo de llorar

    Por otro lado lo de la ballena azul, le consulte a mi hija sobre el fenomeno y que pensaba, me conesto con una carcajada y me dijo; ” mamá quien puede ser tan tonto para querer morirse o cortarse?, realmente me parece una estupidez… Trate de explicarle que habian niños que lo hacian o lo seguian no porque fueran tontos o estupidos, sino que estan tan solos, tan poco contenidos y tan ignorados por sus padres o cuidadores que buscar consuelo en la aceptacion de otros era casi un consuelo. Se quedo seria y me dijo pucha mamá que pena que haya tanto niño solo y que sus papas no los pesquen nisiquera despues de la pega…

    • Psicólogo Hugo Huerta Fernández
      Responder

      Hola Lorena! Que bueno que saques a tus hijos del “tonto/no tonto” en que de alguna forma han llegado a estar enredados… efectivamente hay mas formas de explicar las situaciones!

      Muy bien…mamá en acción!!

      Un abrazo!!

  • Veronica
    Responder

    Pero en mi caso como ayudar a mi hijo de 6 años si no es con fármacos …Le detectaron x sus conductas pre bipolaridad que es un trastorno en comportamiento e impulsos agresivos ….Lo medican con lamotrigina .Me esfuerzo día a día llevándolo al colegio y esperando que trabaje algo que sea sus 2 hrs .Y me lo llevo a casa ayudo en casa a reforzar y tareas varía así el solo más va a dar pruebas y guías en esas 2 hrs de colegio que vamos diarias……Imposible no medicar a un niño que ya se puede hacer daño bajo sus juegos ya que se cree gato y le gusta trepar …Antes de iniciar fármacos estuve llevándolo a terapia ocupacional x 2 años seguidos los cuales no dieron resultados positivos .Le encantaría no darle remedios pero sin remedios hazta m agrede a mi aunque lo lleno de amor y preocupación el día a día .

    • Psicólogo Hugo Huerta Fernández
      Responder

      Querida Verónica:

      Todo lo que has hecho por ayudar a tu hijo está muy bien. Has intentado protegerlo y acompañarlo de la mejor forma que has encontrado.

      Los tratamientos médicos en base a medicación han aparecido como eficaces y sirven muy bien para proteger a tu hijo y a ti en la emergencia de aquello que no saben como abordar…hay mucho más por hacer!!

      Sumado o complementariamente a todo lo que ya has avanzado sería interesante ofrecer la posibilidad a tu hijo de ser acompañado en toda esa rabia que siente…para que se pueda dar cuenta de que no hay nada malo en sentir…para que la pueda entender y encuentre como relacionarse con su rabia y contigo de una manera diferente.

      Para eso obviamente te ofrezco mi acompañamiento en terapia como psicólogo…pero me tendrías que dar la posibilidad de conocerlos.

      • Verónica
        Responder

        Muchas gracias por su preocupación…..Me faltó agregar a mi comentario que a parte de su tratamiento psiquiatrico bajo fármaco …También vamos a Cosam allí lo atiende el psiquiatra y más aún lo ayuda terapia ocupacional 1 vez x semana .Al igual que el yo asisto y me animo ayudado mucho el psicólogo también nos ayuda a complementar nuestro espacio y día a día ….Gracias a estos refuerzos de centros con ayuda a salud mental que son gratuitos para los que no tenemos recursos ….Se puede lograr de apoco un bienestar familiar.en mi caso es por dificultades varias asociadas a un trastorno ..Pero son de mucha ayuda ya mi hijo de apoco a poco su farmacología va dando resultados más el apoyo familiar ….Pero un consejo a esos padres que sus hijos solamente no tienen autoestima x aveces descuidos de los mismos padres deben darse un rato que sea al día conversar acercarse a sus hijos así no se ven vulnerables y caer en estas situaciones de juegos suicidas solo es falta d apoyo preocupación y amor…..Porque si lo tuvieran no seguirían tonteras cómo estás.gracias x leer.

  • Audrey
    Responder

    Hace dos semanas atrás, comentabamos con mi hijo de 16 años, que el sistema de educación estaba tan mercancializado, que los niños y jóvenes no podían optar por carreras donde pudieran desarrolar sus habilidades a través de lo que ellos expresaban que les apasionaban, es más, muchos colegios ni siquiera tienen talleres, sino más bien, reprimían a los niños y jóvenes en una carrera entre sus pares, en demostrar su capacidad intelectual, en demostrar a la familia y al sistema, que son aptos para enfrentar el mundo universitario, porque de lo contrario, tienen miedo de decepcionar a la familia primeramente, a sus profesores que esperan lo mejor de ellos y el miedo a la burla y al ridículo delante de sus amigos y compañeros. Mi hija dió la PSU el año pasado, tenía tal nivel de presión, por los miedos antes descritos, que tuve que decirle que la vida estaba llena de desafios y que ésta prueba era una de ellas, que jamás de los jamases, el resultado de la Psu iba a determinar su personalidad ni futuro y menos lo que ella era, siempre hay más alternativas y nosotros, sus padres, jamás la miraríamos como fracasada y mucho menos que nos decepcionó.
    Ante esta realidad, el sistema lleva a nuestros hijos, padres y sociedad, a estar en éste reto de la ballena azul todos los días y es frustrante…porque aunque quieras salir, el sistema no te lo permite y al final…te mata.
    Buena reflexión y muy acertivo. Muchas gracias

    • Psicólogo Hugo Huerta Fernández
      Responder

      Gracias Audrey!!
      Soñemos:
      ¿cómo te imaginarías una historia diferente?

      Un abrazo

  • Aurelio Yáñez
    Responder

    Creo que se sobrestiman la mayor parte de estas “modas” que a los noticieros les emcanta comentar una y otra vez, los matinales, etc…, todo sea para rellenar tiempo del gran show de la televisión y mantenernos ciegos e insensibles a tanto abuso de quienes ostentan todo tipo de poderes en nuestro pais y que en definitiva terminan utilizándolo a beneficio propio.
    Le pregunté a mi hija de 14 años si sabia algo del juego de la ballena y me contestó “si, es un juego de desafíos absurdos que todo el mundo cree que los niños los vamos a seguir porque si, como cortarte con un cuchillo o suicidarte”.

    • Psicólogo Hugo Huerta Fernández
      Responder

      Que alegria ver tambien como subestimamos la capacidad de nuestros hijos para comprender! Y que bueno que para tu hija sea tan absurdo como para no hacer caso!

      Te invito a compartir con los demás papás las razones que tú ves en esta fortaleza de tu hija…para los papás y mamás de quienes si se han dejado influenciar.

      Un abrazo Aurelio!!!

  • Jorge landeros
    Responder

    Creo que lo mas peligroso que esta sucediendo en este momento es la sobre alimentación de espacio a esta noticia , si bien es alarmante y se deben tomar precauciones, cuanto mas se habla mas curiosidad causa en los niños y adolescentes que tratando de saber de que se trata terminan inmersos en el problema, por otro lado somos los padres quienes debemos velar por la seguridad de nuestros hijos y dejarles a los maestros y demás personas la labor solo de informar, cuidar de nuestros hijos debe ser algo diario, y no solo cuando ocurre algo alarmante y que los puede llevar a una desgracia, muchas gracias por su comentario que comparto plenamente, soltar las cadenas que nos atan a los estigmas de los acontecimientos depende de cada uno de nosotros,

    • Psicólogo Hugo Huerta Fernández
      Responder

      Hola Jorge!! Muchisimas gracias por sumarte a la construcción del re-pensar acerca de nuestra relación con los niños y niñas…que sí! Más que todo (creo yo) necesitan sentirse aceptados, apoyados y amados incondicionalmente por su grupo más cercano: la familia.

  • Pau
    Responder

    Lejos pero LEJOS lo más sensato que he leido junto a las opiniones de los lectores…
    Yo no soy madre, soy profesora, por lo ke me afecta lo ke le pasa a distintos seres que sin ser mis hijos de una forma u otra, igual lo son, como sobrinos o hasta el niño que veo pidiendo en la calle…
    Desde que supe de este tema solo pensaba: por que? por que un niño se autoflagela? por que alguien necesita auinflingirse dolor? en que esta la sociedad que no ve eso? de que esta preocupada? (se cual es la respuesta, seguro uds tb)
    Se perfectamente de que se trata, de lo que hablo, lo que es ser invisible, ignorada. lo que es ser dejada de lado, lo vivi en mis tiempos escolares y aun lo vivo pero lo sufro menos… No es cuanto acceso tienen o no los adolescentes a internet, no es de que hablan o con quien hablan o si el papa/mama lo sabe o no, es estar ahi para ellos, para aceptarlos, apoyarlos, darles herramientas para enfrentarse a las distintas dificultades, no dejarlos solos, que no significa trabajar menos ni estar mas en la casa, es ser un apoyo de calidad, mis papas tb trabajaban todo el dia pero siempre me senti acompañada por mi papa, lamentablemente, no por mi mama que creo que jamas me ha aceptado y eso me ha dolido toda la vida…

    Desde la vereda de una no madre atenta a lo que sucede (mientras lidia con la soledad de la vida…)

    • Psicólogo Hugo Huerta Fernández
      Responder

      Bravo!!!
      Vamos adelante entonces!!!
      Gracias Pau!!

  • Evelyn
    Responder

    A diferencia de muchos, esta cosa de los retos de la ballena azul me parece fenomenal. Principalmente porque he visto a muchos padres de niños y adolescentes preocupados y buscando consejos sobre cómo enfrentar la situación.
    A parte de la selfie para el face, pocos padres tienen o se dan el tiempo para estar con sus hijos, no sólo co habitar una casa, me refiero a esa extraña dinámica en que dos o más personas interactúan, conversan de lo humano y lo divino, se miran y se tocan, se ríen o lloran juntos. Esa extraña dinámica llamada hacer familia…
    No digo que yo sí lo he hecho la raja, pero tengo una certeza que me deja algo más tranquila… Soy la primera, y muchas veces la única, en enterarme de las cagadas, aflicciones y penurias que los afectan…
    Espero que eso nunca cambie…

    • Psicólogo Hugo Huerta Fernández
      Responder

      Evelyn!! Gracias por tu mirada llena de optimismo … que bueno que para ri sea una oportunidad de comunicación!! Y que bueno que nos ofrezcas a todos esa alternativa para ver las cosas y hacerlas tambien diferente!!

      Abrazooo!!

  • Belén Vargas
    Responder

    cuando leí “Tus hijas e hijos no necesitan un psicólogo te necesitan a ti ” y luego vino masivamente esto de la ballena (Facebook y miles de whatsapp de todos los grupos) pensaba en que es así pareciera complicado, pero yo lo veo sencillo, sólo se trata de ser nosotros mismos ¡¡ y ya!! de respetar a todos por lo que desean y deciden libremente ser. Ya hace rato que deberíamos dejar de obligar y de obligarnos a seguir este juego moderno de perfección en que se a transformado el mundo.
    Bueno quizá no sea tan simple porque todos te ignoran, ven como loca y etc. Pero si de verdad quieres una vida feliz eso te importará nada y todo se vuelve sencillo otra vez.
    Yo toque el tema de la ballena azul con mi hija, quien por cierto no tiene Facebook ni celular con plan de Internet, sólo accede al wifi de la casa een ciertos horarios y no porque busque protegerla “de peligros” porque para proteger hay que educar, no ocultar, si no porque tiene 12 años un mundo lleno de oportunidades y el deber de descubrirlo por ella misma.
    El asunto es que siempre intento hablarle casos de contingencia para que este informada sepa que el mundo es bello pero también pasan muchas cosas horribles y para conocerla ya no es una niña pequeñita su carácter se está formando y estas instancias son perfectas para saber hacia donde apunta su vida y me dijo -.Que ella no podía entender cómo hay gente tan mala que se aprovecha de esos niños que están solitos y no tienen a nadie que los entienda y cuide.- y también me dijo -.ojalá que ninguno de mis compañeros crea en eso porque a veces están hasta las cuatro de la mañana en Internet.- Si una niña es capaz de pensar así, entonces el cambio no debiera ser tan difícil.

    • Psicólogo Hugo Huerta Fernández
      Responder

      Asi es Belen!! Gracias por tu increible historia. Cuando empezamos a explorar una relación de verdad con nuestros hijos y dejamos de verlos solo como seres “obedientes sin opinion” nos damos cuenta de que, además…el aprendizaje es mutuo!!

  • Carolina
    Responder

    En mi opinion, está bien que en los papas se genere esta “paranoia”…los niños están muy solos! Papás y mamás trabajando todo el dia y esos niños quedan vulnerables a cualquier tipo de cosas…quizas este tipo de locuras haga que esos papas se sienten por lo menos 5 minutos de su dia a conversar con sus pequeños…a veces estamos tan pendientes de generar dinero, que perdemos lo escencial, nuestros hijos, coincido plenamente en tu analisis…vivimos en un mundo “ballena azul” no solo Chile, saludos!

    • Psicólogo Hugo Huerta Fernández
      Responder

      Bella reflexión carolina!!
      Abrazo

  • Carolina Veliz
    Responder

    Te pasaste. No se que decir, todos los papás del curso de mi hijo de 10 años siguen todas las “paranoias” del momento. Con anterioridad fue lo de los secuestros de niños a manos de extranjeros, y prefieren generar miedos e inseguridades en nuestros pequeños. Gracias Hugo por compartir tu opinión desde el punto de vista profesional, pero por sobretodo desde la mirada de padre.

    Cariños

    • Psicólogo Hugo Huerta Fernández
      Responder

      Gracias Carolina!!! Por leer…comentar.
      Espero que nos ayude a todos a re-pensar.

      Un abrazo

Leave a Comment